negocios

Tipos de empresas

Existen diferentes tipos de empresas que contribuyen al desarrollo de la sociedad de diversas maneras; bien sea generando empleos, mejorando la calidad de vida de los consumidores u ofreciendo diferentes alternativas dentro de las cuales elegir lo que necesitan. Descubre su amplia variedad a lo largo de la lectura de este post.

¿Qué se entiende por empresas?

Las empresas son organizaciones con fines económicos o sin ánimo de lucro, en función de las actividades a las que se dedican dentro del ámbito social.

Si bien cuentan con un capital y generan fuentes de empleo dedicándose a actividades industriales, mercantiles o prestando servicios, algunas son creadas con fines de investigación para la generación de nuevos artículos que mejoren la calidad de vida de todos sus usuarios.

En pocas palabras, se trata de equipos productivos, organizados para el aprovechamiento de las actividades a las cuales se dedican y pueden ser en este sentido tanto públicos como privados, desde pequeños puestos de comida en la calle hasta una gran industria metalúrgica.

Importancia de las empresas

Las empresas son los motores de la producción y promoción de la economía de un país; gracias a su existencia se favorece el progreso humano, se promueven fuentes de ingresos para muchas personas y se cubren las necesidades de toda la colectividad.

Dentro de la sociedad las empresas pueden tener un fin comercial, por lo que orientan sus decisiones para crear productos o prestar servicios a los consumidores a cambio de una ganancia económica.

También están aquellas sin fines de lucro que desarrollan actividades en beneficio de la sociedad, pero sin obtener ningún tipo de provecho económico.

Tipos de empresas

Las empresas son clasificadas de acuerdo con diferentes factores, tal como se indica a continuación:

Según el sector económico

Son englobadas en este tipo de acuerdo con la actividad que realizan dentro del ámbito productivo:

  • Empresas del sector primario: su actividad económica incluye la recolección de materias primas para abastecer a otras empresas, como es el caso de la agricultura, ganadería, pesca y minería.
  • Empresas del sector secundario: encargadas de la transformación de las materias primas, generando productos y bienes listos para su consumo.
  • Empresas del sector terciario: están relacionadas con la gestión de servicios que garantizan el bienestar colectivo, como educación, asistencia social, transporte, turismo y más.

Según el control de sus recursos

Su clasificación es realizada según el origen de los recursos que poseen y tipo de administración a cargo de ellos:

  • Empresas públicas: son administradas por el Estado.
  • Empresas privadas: sus recursos económicos son aportados por individuos particulares.
  • Empresas concertadas: son gestionadas por organismos particulares y en parte subvencionadas y supeditadas al desarrollo de actividades preventivas.
  • Empresas regionales: su ámbito de actuación se limita a una comunidad autónoma, por ejemplo.
  • Empresas nacionales: desarrollan sus actividades a lo largo de toda la nación.
  • Empresas multinacionales: ofrecen sus servicios a más de un país.

Según su constitución jurídica

Con base en su posesión jurídica, las empresas pueden ser un bien o derecho de varias personas o ser parte de un proyecto común:

  • Societarias: suponen una vinculación por contrato de más de una persona, siendo ejemplo de ellas las sociedades de responsabilidad limitada.
  • Autónomas: están a cargo de una sola persona que asume todas las responsabilidades

Según el tamaño de la empresa

Las empresas cuentan con cierta cantidad de capital, número de trabajadores y volumen de facturación, lo que permite clasificarlas como:

  • Pequeña empresa: su número de trabajadores no supera los 50 y la facturación es menor de 10 millones de euros.
  • Mediana empresa: dispone de entre 50 y 200 empleados, cuenta con un ingreso menor de cincuenta millones de euros.
  • Gran empresa: generalmente es representada por las multinacionales que tienen un alto volumen de trabajadores y facturación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.